Monitoreo y Gestión de Red

Las redes de comunicaciones toman una importancia crítica en las instituciones, y organizaciones. Las redes a su vez incrementan día a día su capacidad y su complejidad, implementando nuevos servicios e infraestructuras. Este incremento genera un crecimiento constante en la red, y deja en evidencia la importancia que toma la gestión y el mantenimiento de la misma para evitar fallas y contratiempos.

Es necesario implementar herramientas automáticas de gestión de red para poder hacer frente a la complejidad de una red extensa y garantizar su correcto funcionamiento. El tamaño de las redes, su complejidad y la variedad de situaciones que pueden presentarse, hacen evidente que no sea  posible la gestión y administración sin hacer uso de estas herramientas. Para esto se han desarrollado diferentes aplicaciones y tecnologías normalizadas que facilitan la gestión.

Un sistema de gestión de red es un conjunto de técnicas y herramientas que se emplean para monitorear y controlar la red, y que se integra a la misma a través de una interfaz de gestión, y hardware o software especializado para al gestión. El software por lo general debe ser instalado en los equipos existentes, y generalmente se debería desplegar algún equipo de hardware adicional como gestor central.

El protocolo SNMP (Simple Network Management Protocol) es el estándar más popular y desplegado para la gestión de red. La mayoría de proveedores de equipos y dispositivos integran un modulo SNMP que permite que los productos sean gestionados a través del protocolo. SNMP es una herramienta para el control y gestión de red. El protocolo define una lista de “objetos” que se administran en bases de datos de información de gestión (MIB, Management Information Base); y un protocolo que interactúa con estos objetos, obteniéndolos y estableciéndolos como variables desde las MIBs. Un objeto puede referirse a un parámetro de red, un parámetro de configuración, información de utilización, etc.

SNMP no es un sistema de gestión en si, sino que proporciona un marco de trabajo sobre el que se puede implementar gestión de red. De esta forma SNMP puede obtener información de los equipos y configurar parámetros en los mismos. El sistema de gestión se construirá sobre estas funcionalidades.

Existen diversas herramientas y aplicaciones utilizadas para implementar la gestión de red. Como algunas de las mas útiles podemos nombrar Netflow, sFlow y jFlow (Protocolos para recolectar estadísticas de flujos de tráfico IP); TCPDump y Wireshark (Herramientas de captura de paquetes de diferentes protocolos); y hyperic (Aplicación para gestionar y monitorear infraestructuras virtuales).

A su vez, existen diferentes desarrollos para el aprovisionamiento y control de fallas en las redes. Con estos esquemas, un equipo centralizado puede configurar los diferentes componentes de red, agregando usuarios, caminos, u otros tipos de configuraciones y servicios. Estos desarrollos deben ser implementados rigurosamente y se debe analizar cada red en particular, ya que la función que cumplen es crítica, y un error de implementación puede resultar en una falla grave.

Más información en:
https://tools.ietf.org/html/rfc341
http://www.ietf.org/rfc/rfc3954

city_icon.jpg

Servicios

Nuestros servicios se integran con múltiples tecnologías, basándose en la rapidez y la eficiencia, logrando alcanzar estándares de calidad elevados y con costos optimizados.

Más información